00 33 2 98 39 62 25
Fax (con cita previa) :
00 33 9 50 04 32 70
Contacto dirección social : 5 Hent Meneyer, 29 950 Gouesnac'h, France.
dirección postal : 2 impasse de Kervégant, 29 350 Moëlan sur mer, France.

Locronan, un pueblo con encanto especial, uno de los más bellos de Francia



village de LocronanFoto Rolf E. Staerk / Shutterstock.com



Situado entre  Quimper y Douarnenez, Locronan es uno de los pueblos más bonitos de Francia. Esta es  la historia de este magnífico lugar.


place de LocronanFoto PRILL / Shutterstock.com



Locronan es un auténtico modelo de la arquitectura Bretona y uno de los mejores lugares para ver las famosas  procesiones religiosas conocidas como “Troménies”. La vieja ciudad de granito se encuentra alrededor de la plaza, con un bonito pozo y edificios renacentistas. Estos son el testimonio del período de prosperidad que tuvo el pueblo gracias al tejido del lino y de la lona para la fabricación de velas. Locronan es el conjunto arquitectónico más bonito de la baja Bretaña, con una bonita iglesia del siglo XV , edificios de piedra de los siglos XVI y XVII, y magníficos callejones que desembocan en esta bonita plaza con un pozo.



maison Renaissance à LocronanFoto Inna Bruzhyenye / Shutterstock.com



El pueblo ha sido el decorado de muchas películas, como ‘Les Chouans’ de  Philippe de Broca, que fue filmada aquí en 1988, con Sophie Marceau, Lambert Wilson y Philippe Noiret. Aquí también se filmó “Tess” de Roman Polanski con Nastassja Kinski en 1979. Esto se debe a que la ciudad parece surgir del pasado, de hecho, los cables de la electricidad están todos enterrados y  los símbolos del presente están ocultos para darnos la impresión que estamos visitando un pueblo de otra época.



place de LocronanFoto PRILL / Shutterstock.com



Situado en la ladera occidental de una pequeña montaña de 298 metros, y dominando la llanura de Porzay y la bahía de Douarnenez, no es de extrañar que este lugar fuera ocupado por los romanos. Locronan se convirtió rápidamente en un importante cruce entre las carreteras de  Carhaix,  Pointe du Raz, Quimper y la península de Crozon. Esta situación ideal entre la costa y el interior de la Bretaña le dotó de una importancia estratégica.



place de LocronanFoto Claudio Giovanni Colombo / Shutterstock.com



El origen del pueblo se remonta a la creación de un priorato benedictino fundado por el conde de Cornouaille a principios del siglo XI. Pero en el siglo XIII Locronan se convirtió en la capital del tejido, especialmente de lonas para velas, y también de lino y  cáñamo. En esta época cada casa tenía su propio taller para tejer; y el pueblo empezó a exportar por toda Europa e incluso al Nuevo Mundo....las expediciones de los productos se efectuaban desde Port-Rhu.



village de LocronanFoto Liane M / Shutterstock.com



Más tarde, en el siglo XVIII, Locronan se convirtió en el principal suministrador del la famosa Compañía de las Indias, en Port-Louis y Lorient, creada en 1719, y que fabricaba los velámenes de los navíos de comercio y de la Marina Real. Después, Brest y Angers, con mejor representación en la Corte Real, le hicieron la competencia en la fabricación de  lonas.

 

La Troménie


Locronan también es famosa en Bretaña por sus perdones, una procesión religiosa excepcional. Se celebra en toda la región, pero la más famosa es la de Locronan, llamada “la Troménie”.

Cada 6 años, entre el segundo y el tercer domingo de julio, se celebra “La Grande Troménie”, con los peregrinos siguiendo en procesión los estandartes religiosos al son de los tambores. Es, sin duda, la procesión más bonita de Bretaña, con un recorrido de 12 km, con doce estaciones y numerosas paradas hasta llegar a la capilla en la cima del monte de Locronan, donde hay la silla de San Ronan, un bloque de granito con propiedades curativas... Los otros años se celebra la pequeña Troménie, de 6 km, que cada año reúne a centenares de peregrinos procedentes de toda la Bretaña.



Pardon de KergoatFoto Massimo Santi / Shutterstock.com

 

La Troménie son los perdones de San Ronan, un monje irlandés que se refugió en Armorique ( el antiguo nombre de la península Bretona) y quien, según cuenta la leyenda, vivió aquí desde el siglo VI hasta el fin de sus días como un ermitaño. Se dice que fue él quien trajo el cristianismo a la zona, aunque a veces un poco mezclado con antiguos ritos de los druidas célticos.

De hecho la ruta de la procesión de Troménie es la misma que ya siguieron estos antepasados, los celtas, y que da a la procesión un aire especial místico y atemporal.



EL pueblo de Locronan:

La plaza principal esta dominada por la iglesia de San Ronan del siglo XV y por la capilla de Penity del siglo XVI, las cuales forman un bonito conjunto arquitectónico. Estos lugares religiosos están adornados con bonitas estatuas. Aquí podrá ver también el púlpito tallado de madera que nos recuerda la vida de Ronan y las bóvedas de piedra. En la capilla se halla la efigie funeraria de San Ronan, una tumba de roca kersantita sobre seis ángeles con una estatua de San Miguel y también una piedad policromada de madera con cuatro figuras.



Eglise St Ronan à Locronan
Foto André Quinou / Shutterstock.com



Junto a la iglesia, la Grande Place está rodeada de catorce residencias, antiguamente habitadas por oficiales del rey, notables y ricos mercaderes de lona. El Hôtel Gautier es el edificio más antiguo de la plaza. Aquí también podrá ver el Hôtel de la Compagnie des Indes, y el Bureau des toiles donde los mercaderes certificaban sus lonas.



maison médiévale à LocronanFoto Rolf E. Staerk / Shutterstock.com


Este pequeño pueblo es también conocido hoy por sus tiendas de artesanía, talleres de vidrio, escultura y arte, que podrá descubrir paseando por sus callejones. Una visita a la Maison des Artisans y al museo le ayudará a comprender mejor su historia.

Philippe.