(00 33) 2 98 39 62 25
Fax (con cita previa) :
(00 33) 9 50 04 32 70
Contacto dirección social : 5 Hent Meneyer, 29 950 Gouesnac'h, France.
dirección postal : 2 impasse de Kervégant, 29 350 Moëlan sur mer, France.

Las islas del archipiélago de las Glénan


L'Archipel des îles Glénan

foto de Philip Plisson que aparece en nuestras páginas de socios, sitio web www.pecheurdimages.com


Si hay un archipiélago en la Bretaña que se parezca a los de los mares del sur, éste es el archipiélago de la Glénan. Situado cerca de Concarneau y compuesto por nueve islas principales y otros islotes, es de arenas blancas como la nieve y de aguas cristalinas y turquesas.

El archipiélago de las Glénan es un grupoformado por nueve islas y por un gran número de islotes, pero parece ser que en el pasado esta masa de granito fue una sola isla. De hecho, cuenta la tradición que las nueve islas fueron una sola en el pasado y que las olas erosionaron poco a poco. La memoria colectiva de cuando este archipiélago formaba parte del continente aun no ha desaparecido completamente. Se dice que era posible ir a pie desde Beg Meil (en el continente) hasta la Île aux Moutons, hoy a unos cinco  kilómetros de la costa, y también que el cabo de Trévignon tocaba con la isla de la Cigogne…

Actualmente el archipiélago es muy abrupto, tanto que su superficie es difícil de calcular y las cartas marinas de la zona no pueden cartografiar la totalidad de las rocas y arrecifes.  El archipiélago a veces se ha descrito como el “Tahiti del sur de la Bretaña”. Es famoso por las aguas trasparentes de “La Chambre", el mejor lugar del archipiélago para fondear, una zona en la parte occidental del “mar interior” creado por el círculo de islas. A menudo se lo ha descrito como una laguna, entre las islas de Saint-Nicolas, Drénec, Bananec y Cigogne, y es un lugar perfecto para fondear embarcaciones de placer. Cuando la marea está baja, la Chambre se puede cruzar a pie y se convierte en un paraíso para recoger abulones, almejas, y otros moluscos y crustáceos.


L'Archipel des îles Glénan

foto de Philip Plisson que aparece en nuestras páginas de socios, sitio web www.pecheurdimages.com


Cerca de Concarneau, las siete islas principales de las Glénan ofrecen un lugar especial para los amantes de la naturaleza y de los deportes. Estos últimos, guiados por el faro de Penfret, encontraran el Centro Internacional de Submarinismo de la isla de Saint Nicolas. Parte de esta isla es también una reserva natural, para la protección del narciso de Glénan (Narcissus triandus ssp capax) una planta endémica identificada en 1803 y aun presente en todo el archipiélago. Puesto que el narciso crece en la hierba corta, el abandono de los cultivos de la isla ha hecho que su presencia sea menos notable, tierras que antes habían sido de cultivo son ahora sólo maleza y matorrales. Ya en 1924 se observó que el narciso casi había desaparecido. Pero en 1974 parte de la isla de Saint-Nicolas fue clasificada como reserva natural, un hecho que fue promovido por SEPNB, una asociación para el estudio y protección de la naturaleza en la Bretaña.

Los aficionados a la ornitología pueden montar su material de observación en la isla de la Cigogne y su fuerte del siglo XVIII, pero el mejor lugar de observación es probablemente la isla de Giautec y los islotes vírgenes a su alrededor. Dos islas son de propiedad privada: Brunec en el norte, y la isla de Loc’h en el sur, que pertenece a la familia Bolloré.


L'Archipel des îles Glénan
foto de Philip Plisson que aparece en nuestras páginas de socios, sitio web www.pecheurdimages.com


Las Glénan se extienden a lo largo de 20 km cerca de Concarneau, aunque se encuentran en la jurisdicción de Fouesnant. Las islas principales son Bananec, Cigogne, Le Drennec, Giautec, Guiriden, Loc’h, Penfret, Quignénec y Saint-Nicolas. Distribuidas en un círculo, estas islas forman un mar interior conocido como “La Chambre”. En verano sus aguas cristalinas adquieren un color turquesa, como las de una laguna tropical, y sus playas son igualmente exóticas. Rodeadas de aguas turquesas y transparentes, con playas de arena blanca nos recuerdan las costas de los mares del sur. El color de la arena se debe a una alta concentración de maerl, un depósito calcáreo marino compuesto por gravilla fina y restos de algas. La zona es ideal para los amantes del surf del sur de Finistère, un auténtico paraíso a sólo una o dos horas en barco.

Desde los años 50, el Club Náutico de las Glénan (escuela de vela) ha adquirido una gran reputación internacional y ha instruido a distintas generaciones de regatistas. Con sede en varias islas, pero especialmente en Penfret y Fort Cigogne, su manual “le cours des Glénan” es un clásico para el aprendizaje de la navegación a vela. La asociación fue creada en verano del 1945 por dos ex miembros de la resistencia, Hélène y Philippe Viannay (también director del periódico France-Soir) que descubrieron las islas en 1945 mientras navegaban por las islas Glénan, y que regresaron el verano siguiente para crear el Club Náutico.   Este llevaría a cabo diversas actividades náuticas a bordo de los barcos Vauriens, Caravelles, Corsaires y Mousquetaires. En 1951 se inició un curso de vela, que pasó a ser muy reconocido en 1961 con la publicación de su manual de navegación “Cours de navigation des Glénan”. Editado y actualizado muchas veces desde entonces, es aún hoy en día una “biblia” de la vela. Actualmente el Club Náutico, también presente en las islas de Bananec y de Drenec, goza de una gran reputación a nivel mundial.

La escuela de submarinismo es también muy reconocida. Fue establecida en 1959 por GAP (Groupe Atlantique de Plongée, Grupo Atlántico de Submarinismo) seducidos por la pureza de estas aguas. Al principio se establecieron en una antigua granja en Saint-Nicolas, y más tarde se trasladaron al embarcadero de la embarcación de salvamento. En 1980 pasó a llamarse “Centre international de plongée Quimper-école des Glénan”.

La compañía “Vedettes de l’Odet’  la compagnie des Vedettes de l’Odet ofrece conexiones diarias a las islas de Glénan desde el muelle de Beg-Meil. Si se embarca al ‘Glenn’, al ‘Rivage’, al ‘Capitaine Némo’ o al “Aigrette” podrá hacer una excursión de un día por el archipiélago de las Glénan. Aunque está a solo unas 10 millas mar adentro, tendrá la sensación de haber sido transportado a un mundo de fantasía: un grupo de islas de arena blanca junto a una laguna de aguas turquesas. Al este, en Penfret, hay la famosa escuela de vela y un faro muy especial; la isla más grande es la Île du Loc’h, reconocible de lejos por su chimenea; Cigogne es famosa por su fuerte, Drenec, Bananec, Guéotec y por supuesto Saint Nicolas. Todas ellas aguardan a los visitantes que vienen a este lugar único en la Bretaña



SaintThomasTV / Chaine Vimeo



Un pequeño paraíso en el sur de la Bretaña, una perla exótica en el Atlántico Norte….

Philippe.